Brochas imitación Real Techniques ¿Valen la pena?

Si hay algo que resalta de las brochas de rostro y ojos de Real Techniques  es sin duda las buenas opiniones que reciben por su calidad, función y acabado. Pero, ¿ocurre lo mismo con las imitaciones de esta marca?


Tras ojear distintos vídeos en YouTube, me sorprendió escuchar muy buenas opiniones sobre las imitaciones de estas brochas que se vendían en distintas webs asiáticas o en Ebay.
No tardé mucho en realizar un pedido en  Buyincoins tras ver el precio tan atractivo que tenían (desde euro y medio a tres euros cada una).

Cuando me llegaron, lo primero que me sorprendió fue la extrema suavidad del pelo y el corte perfecto que tenían todas. Tras lavarlas para poderlas usar, me sorprendió que no soltaran pelito ninguno, ni durante ni después del lavado.


Tengo que destacar que ninguna de ellas me vino defectuosa en cuanto a la enorme virola rosa o el mango. Ni rastro de pegamento o silicona que estropearan el acabado. Impoluto totalmente.

Comparándolas con las originales, el pequeño mango negro se diferencia ya que las imitaciones tienen un acabado más satinado cuando las originales tienden a un efecto mate.

Hasta el momento, las únicas que he probado son las brochas de rostro y ya os adelanto que mi opinión es muy positiva.

Al mirar en la página web de Real Techniques para poder compararlas, he encontrado los cuatro modelos originales. Sin embargo, de una de ellas (la de acabado en punta) no he encontrado la original.
Vayamos a examinarlas una a una y os cuento qué usos les doy.


Esta brocha fue mi última adquisición de las imitaciones y se ha convertido en mi favorita.
Está diseñada especialmente para aplicar el colorete por esa forma de llama en punta.

Sin embargo, al ser tan suave y lograr repartir muy bien el producto sobre el rostro, también podemos utilizarla para aplicar polvos o contornear de forma sutil.

Como os digo, es mi favorita ya que me reparte muy bien el producto en las mejillas sin apenas trabajarlo y es perfecta para utilizarla en ocasiones que tienes que maquillarte con muy poco tiempo.

Recordad que todos los enlaces los dejaré en el nombre de cada brocha por si os interesa los precios o queréis comprarlas.


Esta brocha es de corte totalmente recto y está pensada para aplicar la base de maquillaje. 

Comparándola con la original, parece que la imitación tiene el extremo mucho más abierto que la original que tiene los pelos más cerrados. 

Realmente es una de las brochas que menos uso le doy, quizás porque no llego a acostumbrarme a aplicar una base con una brocha con corte tan recto. 

Los pelitos son muy suaves pero me da la sensación que se queda más cantidad del producto en la brocha que en mi rostro, es decir, la brocha absorbe demasiada base o al menos esa es mi impresión.


Una brocha de corte redondo pensada para aplicar base líquida o en crema. 

Realmente la imitación tiene los pelitos mucho más alargados que la original que viene a ser más chata.

Aunque esté pensada para aplicar la base de maquillaje, me siento mucho más cómoda para aplicar productos en polvo como colorete sobre todo cuando busco concentrarlo más en un punto del rostro y no difuminarlo tanto.

Por ello, como podéis ver en las fotos, las puntas blancas de los pelos tienen un ligero tono rosado ya que es el uso más común que le doy y por más que la he lavado, los pelos han quedado con ese tono.


Esta brocha me vino con un pequeño defecto en los pelos ya que el plástico protector con el que venía se había escurrido a la mitad y los pelos venían doblados. Por ello, véis una ligera curvatura que deforma el corte diagonal.

Sin embargo, es una brocha que utilizo muchísimo sobre todo para contornear, ya que al tener ese corte, me facilita mucho más la aplicación. 

Realmente está pensada para aplicar la base de maquillaje (de ahí su nombre) pero tampoco me encuentro cómoda con ese uso ya que sinceramente, no estoy acostumbrada este tipo de brochas para aplicar ese producto.


Y vamos con la última de las brochas que tengo. 

Precisamente es la única que no encuentro la original en la página web por lo que desconozco si existe siquiera.

Esta brocha, que en un principio podría parecerse a la de corte redondo, tiene un corte en punta y es muy densa por lo que es bastante durita.

Los usos que más le doy son para contornear o para aplicar el iluminador ya que su forma puntiaguda me permita aplicar el producto justo en los puntos que preciso.

Quizás de una foto a otra no se aprecie la diferencia entre la de colorete junto a esta, por ello os facilito la siguiente imagen comparando ambas.
 

En resumen, mi opinión es bastante positiva sobre estas brochas. La calidad es sorprendente para el precio que tienen al igual que el buen acabado. Si que se diferencian algo en cuanto a la forma con las originales, no llegan a ser totalmente idénticas (excepto la gran brocha de colorete). 

Si realmente estáis comenzando en el mundo del maquillaje y buscáis unas brochas baratas y con calidad, os recomiendo que probéis con éstas. Eso sí, aseguraros cuál de ellas utilizariáis más para aplicar vuestros productos para no acabar con brochas sin uso (como es mi caso). 


Espero que te haya gustado esta reseña y nos vemos en la próxima entrada prontito. 

¿HAS VISTO MI ÚLTIMO VÍDEO? VISITA MI CANAL!

Comentarios

Entradas populares